Side Area Logo
NEW IN STORES
I think the idea of mixing luxury and mass-market fashion is very modern, very now - no one wears.
FOLLOW US:
Newsletter Pop-up

Envío gratuito en compras superiores a 80€

DESCUBRE NUESTRAS NOVEDADES

BE LALITTA

CUCUCUCUCU

Pop-up Image
Top
Síguenos:
Home / Blog / Piedra de la Luna, piedra de la mujer

La Piedra de la Luna o Adularia* es la piedra de la mujer. Como su nombre indica es un mineral que está muy unido a la Luna y a sus fases.

Al igual que la Luna, la Adularia se encuentra muy asociada a los cambios de ciclos o etapas de la mujer, desde la infancia a la pubertad, la menstruación, el embarazo, el parto, la lactancia y la menopausia.

La Piedra de la Luna nos recuerda que, al igual que la luna crece y mengua, todo es cíclico. Es por ello que se conoce como una gema idónea para los nuevos comienzos.

Vista desde la historia como una piedra femenina y tratada de “diosa”, son muchas las tradiciones y leyendas asociadas a la piedra lunar.

Desde Oriente a Occidente, la gema ha gozado de gran apreciación por sus diversas facultades. A destacar, sus propiedades para apaciguar y equilibrar las emociones, potenciando la calma y el equilibrio. Es por ello que se convierte en un talismán para la mujer multitarea del siglo XXI que, en ocasiones, se ve sobrepasada viviendo situaciones de estrés o bloqueo.

Asimismo, se convierte en un Must have para las mujeres que quieren tener hijos, pues se dice que potencia la fertilidad.

Astrológicamente hablando, la Piedra de la Luna posee afinidad con todos los signos del  zodiaco. Sin embargo, se encuentra especialmente conectada a la constelación de Cáncer, Géminis, Libra, Piscis y Escorpio.

Las piezas más especiales provienen de Sri Lanka, transparentes con los reflejos propios de la adularescencia (efecto óptico que refleja tonos azulados o los propios del arco iris en contacto con la luz). Las extraídas en India varían de tonalidades desde naranjas, grises, verdes, negras o doradas.

Sin duda una gema que, además de poseer una belleza especial para ser lucida en forma de joya, nos ayuda a equilibrar la energía femenina; especialmente en un momento social donde la mujer ha de potenciar su energía masculina para alcanzar al hombre en determinados roles.

Llévala en forma de anillo, en el dedo anular, para sobrellevar estados de estrés físico o emocional. En versión colgante o collar, es idónea para aquellas mujeres con ocupaciones laborales donde están en contacto directo con muchas personas.

Gema de los nuevos comienzos

La Piedra de la Luna está considera como el mineral de los nuevos comienzos así como del crecimiento interior.

Ayuda a aceptar mejor el cambio, reduciendo cualquier miedo que pueda surgir asociado a los nuevos escenarios.

Ha sido utilizada por muchas culturas y sigue utilizándose como amuleto protector para los viajes. Llévala cuando estes lejos de casa, especialmente en travesías marítimas o aéreas.

Beneficios de la Piedra de la Luna sobre la mujer

Sin duda, la Adularia nos ayuda a ser mujer y no morir en el intento. Se convierte en un amuleto para el sexo femenino en sus diferentes ciclos vitales: adolescencia, menstruación, embarazo y menopausia.

Sus efectos se advierten tanto en el plano físico como mental y especialmente en el área emocional.

Físicamente:

  • La Piedra Luna equilibra el sistema hormonal incidiendo sobre todos los ciclos del aparato reproductor femenino.
  • En el momento de la menstruación proporciona equilibrio emocional, físico y hormonal.
  • Asimismo, prepara el cuerpo para la gestación, durante el embarazo, así como después del mismo y en la época de la lactancia.
  • Por otra parte, existe una relación de la gema lunar y los líquidos del cuerpo; los sistemas circulatorio y digestivo, favoreciendo asimismo al tránsito intestinal.

Mentalmente:

  • La gema lunar equilibra, calma y cura la mente.
  • Ayuda a aceptar mejor el cambio, reduciendo cualquier miedo que pueda surgir asociado a nuevos escenarios.
  • Equilibra las energías masculinas y femeninas. Ejerce de antídoto perfecto para la mujer con una dosis excesiva de energía masculina o para el hombre exageradamente macho.
  • Ayuda a los hombres a adaptarse mejor al lado femenino de su naturaleza.

Emocionalmente:

  • Como gema equilibradora, controla las emociones. Es armonizadora en procesos de desequilibrio emocional donde pueda irrumpir el desasosiego, la preocupación, la tristeza, los sentimientos de pérdida o en procesos de duelo.
  • Posee la propiedad de cambiar su apariencia reflejando el estado anímico de la persona que la lleva o del ambiente en el que se encuentra. En estados positivos brilla y refleja colores azulados; en estados desarmónicos se vuelve opaca y sin brillo.
  • Está recomendada para las féminas que son muy activas y les resulta muy difícil encontrar la calma. Mujeres multitareas que tienen dificultad de equilibrar los diferentes roles a los que se enfrentan diariamente.
  • Aporta una dosis de confianza y seguridad en uno mismo; imprescindible en situaciones en las que se requiere de un aporte extra de confianza.
  • Trabaja favoreciendo la mutación de patrones emocionales antiguos, para que puedan ser asimilados, aceptados y resueltos.
  • En aquellas mujeres que no son capaces de expresar lo que sienten, esta gema les ayuda a encontrar un canal de comunicación a través del cual pueden transmitir aquello que se encontraba reprimido en su interior.
  • Elimina el exceso de sensibilidad en aquellas mujeres que, constantemente, son sentimiento en estado puro,
  • Contribuye a fomentar la sensualidad.

Joyas con Piedra de la Luna

La Piedra de la Luna ha estado presente en joyería a lo largo de la historia. Hasta comienzos del siglo XX se empleaba como piedra decorativa sin importancia destacada.

Gracias al Art Nouveau, y artesanos representativos como René Lalique, las gemas místicas con “propiedades especiales” ganaron en importancia. Fue entonces cuando la Adularia adquirió notable relevancia gracias a su capacidad de reflectar diferentes colores a través del juego de la luz y el movimiento.

Con el fin de obtener todas las bondades del mineral, se recomienda llevarla siempre en contacto con la piel.

Conviene recordar que su poder crece o mengua al paso de las fases lunaresy su influencia es tan potente que conviene usarla por temporadas.

Algunas mujeres, las más sensibles o sensitivas, puede que necesiten quitarse la Piedra de la Luna durante la fase de Luna Llena, pues se sentirán más inquietas que calmadas.

Lúcela en forma de anillo, en el dedo anular, para sobrellevar estados de estrés físico o emocional.

En versión colgante o collar, cuando laboralmenté estés en contacto directo con muchas personas.

Recuerda siempre limpiar y cargar tus joyas  y fijar una intención sobre cada pieza para potenciar sus bondades. Si bien puedes no estar convencida acerca de las propiedades de las gemas, está comprobado que fijar intenciones sobre un objeto posee resultados satisfactorios.

 

* Adularia es el nombre de una variedad de Piedra de Luna originaria de los Alpes Europeos, y de ese nombre deriva la denominación que se le da al efecto óptico que muestra la Piedra de Luna, llamado “adularescencia”.