Side Area Logo
NEW IN STORES
I think the idea of mixing luxury and mass-market fashion is very modern, very now - no one wears.
FOLLOW US:
Newsletter Pop-up

CÓDIGO SOLSTILLIUM REGALO DE COLLAR CHARMS -CORDÓN AJUSTABLE EN COMPRAS SUPERIORES A 100 €

DESCUBRE NUESTRAS NOVEDADES

BE LALITTA

    CUCUCUCUCU

    Pop-up Image
    Top
    Síguenos:
    Home / Joyas / Amatista, Pendientes, Pendientes de invitada / PENDIENTES LUCILE AMATISTA

    PENDIENTES LUCILE AMATISTA

    49,00

    Piedra natural facetada amatista, turmalina rosa

    Plata de ley 925 con baño de oro

    Cierre de gancho

    Hay existencias

    Cantidad

    Descripción

    Toda la atención a la piedra central amatista del pendiente Lucile. Facetada artesanalmente y engastada en plata de ley 925 con baño de oro y pequeño grabado presenta una turmalina rosa rústica como pieza suspendida en la parte inferior.

    Presenta cierre de gancho.

    Unos pendientes que se adaptan fácilmente a tus diferentes necesidades. Los podrás lucir cómodamente en tu día a día o para aquellas ocasiones más especiales en los que te sientes atraída por unos pendientes sutiles.

    La amatista es la piedra de la meditación, la relajación y la estabilidad. Piedra para Piscis y Acuario.

    Calma la irritabilidad, alivia el estrés, equilibra los cambios de humor y disipa la ira infundiendo una sensación de tranquilidad. Si eres una reina multitarea que se encuentra agobiada a lo largo del día, entonces la amatista es para ti.

    La amatista nos dice “se humilde y deja que las fuerzas del universo guíen tus pasos por la vida”. Viene a ser la piedra del alma, pues manda su mensaje hacia dicho nivel del ser.

    Gracias a su efecto calmante sobre la mente, es ideal para estados mentales de estrés profesional o confusión. Además, una de las mejores piedras para tratar las jaquecas o la tensión asociada a la ansiedad mental que provoca el estrés. Es positiva para las personas con una fuerte personalidad o mal genio.

    Al infundir sabiduría, es muy útil cuando se sufre la pérdida de un ser amado; su presencia consuela. También ideal para entregar a personas que estén sufriendo una enfermedad grave.